MINERALES

Los minerales son los componentes que dan solidez y fuerza al esqueleto, regulan el equilibrio de los líquidos en el organismo y participan en varios de los procesos metabólicos.  Los minerales esenciales se encuentran en el organismo en grandes cantidades, mientras que cuando son menos esenciales se denominan oligoelementos y se encuentran en cantidades muy pequeñas en el organismo. En el cuerpo humano se han identificado hasta ahora 60 minerales.

Algunos de ellos…

  • Hierro – necesario para la formación de células sanguíneas
  • Molibdeno – componente clave de las enzimas.
  • Cromo – esencial para la máxima utilización de la glucosa y la síntesis de colesterol y ácidos grasos.
  • Yodo – papel vital en la función tiroidea normal.
  • Zinc – crecimiento correcto, cicatrización de heridas, transporte de C2O y utilización máxima de la vitamina A.
  • Fluoruro y silicio – prevención de problemas dentales y óseos.
  • Selenio – protección frente a la radiación, el cáncer y una serie de enfermedades, refuerzo del sistema inmunitario.
  • Manganeso – mantenimiento de una función reproductora sana y para el crecimiento y la reparación de los huesos y el tejido conjuntivo.
  • Cobre – controla la liberación y el almacenamiento de hierro para la formación de hemoglobina.
  • Cobalto – necesario para la formación de vitamina B12.
  • Vanadio, níquel y estaño – necesarios para el crecimiento normal.